5 consejos para rodar sobre raíces

¿Te cuesta superar las raíces más grandes y resbaladizas? Pues sigue estas recomendaciones.

Espiritu Aloha | ene 26, 2017
Comparte este articulo...Tweet about this on TwitterShare on FacebookGoogle+Email to someone

Solo con ver un grupo de poderosas y húmedas raíces puede hacer que un rider de mountain bike sienta cómo le recorren escalofríos por la espalda. Se trata de unos elementos muy resbaladizos e impredecibles. En un momento estás boca arriba y cuando te quieres dar cuenta te encuentras en el suelo. A todos nos ha pasado y tenemos moratones en el cuerpo que lo atestiguan. Sigue leyendo para que conozcas nuestra guía sobre cómo enfrentarte con éxito a las traicioneras raíces.

Remi Thirion rueda por el bosque durante la filmación de Sound of Speed.
En lo profundo del bosque © Bartek Woliński

1. Cruza las raíces a través

Quizá este es el consejo más importante de todos. Si las raíces cruzan tu paso, simplemente pasa por encima de ellas. Claro que esto no será siempre así por lo que tendrás que ajustar tu línea para superar las raíces a lo ancho y no a lo largo. Superar las raíces cruzándolas a través y no de manera longitudinal aumentará el agarre de los neumáticos, la estabilidad y la velocidad.

2. Ajusta la presión de los neumáticos

La presión de los neumáticos influye en casi todas las circunstancias cuando hablamos de una mountain bike, subiendo, bajando y, por supuesto, pasando por encima de raíces. Si los neumáticos están muy duros (demasiada presión) la carcasa estará muy rígida, no amortiguará nada y perderás el control al pasar por encima de las raíces. Si la presión es muy poca aumentará la posibilidad de sufrir un pinchazo, por lo que se acabaría la diversión. Normalmente para superar las raíces lo mejor es bajar un poco la presión. Lleva contigo un manómetro y prueba hasta que encuentres el punto ideal. Los pro notan hasta el cambio más mínimo en la presión. Se trata de un aspecto fundamental a la hora de ir en mountain bike.

Gee Atherton ent Fort William World Cup 2016 durante la calificación el 3 de junio de 2016.
Gee Atherton afrontando las raíces © Bartek Woliński

3. Aligera la bici

Si la sección de raíces es pequeña y quieres pasar a la mayor velocidad posible aligera la bici al pasar justo por encima, notarás una gran diferencia. Salta y echa tu peso hacia delante para que la bici se aligere. Es algo bastante sutil pero te ayudará a deslizarte sobre las raíces, en vez de darte de bruces contra ellas. Echa un vistazo a un pro durante un descenso y te darás cuenta de cómo se emplea esta técnica.

4. Mejora tu técnica

Para rodar por encima de las raíces, sobre todo si están mojadas, es necesario rodar con finura. Lo que significa frenar con suavidad y evitar bruscos cambios de dirección, pues estos nos pueden llevar al suelo. No agarres el manillar con tanta fuerza que los nudillos se te queden blancos, sino permite que la bici se mueva con libertad debajo de ti. Como siempre, esta técnica requiere práctica, así que encuentra un lugar que puedas pasar una y mil veces hasta que domines el método.

Rachel Atherton rodando sobre raíces en Leogang 2015.
Rachel Atherton rodando sobre raíces © Bartek Wolinksi

5. Mantén un buen equilibrio

Cuando el terreno está húmedo y resbaladizo es fundamental mantener tu peso centrado en la bici. Si estás inclinado hacia un lado o tienes un pedal abajo las posibilidades de caída aumentan. La próxima vez que te acerques a una sección de raíces mantén los pedales a nivel (ambos paralelos con el suelo) con el peso bien equilibrado. Así tendrás más agarre y control.

Comparte este articulo...Tweet about this on TwitterShare on FacebookGoogle+Email to someone