Así se construyó un skatepark gigante DIY en las Maldivas

Espiritu Aloha | ene 18, 2019
Comparte este articulo...Tweet about this on TwitterShare on FacebookGoogle+Email to someone

Un equipo internacional de Make Life Skate Life construyó un skatepark DIY de 10.000 metros cuadrados en tan solo unas semanas.

Hace ya más de una década que algunos entusiastas patinan en las Maldivas. Paralelamente al crecimiento de la afición por el skateboarding había aumentado también la demanda de sitios en los que poder patinar. Parte de la solución llegó en 2012 con la creación del Raalhugandu Skatepark (RSP).

“Nos juntábamos en Raalhugandu porque allí hacíamos surf y, durante la temporada en la que no había olas, nos dedicábamos a practicar el skate. En aquella época no tenía ni zapatos, pero me prestaban un monopatín y lo intentaba descalzo”, recuerda Hambe, uno de los pioneros del monopatín en las Maldivas.

 

 

“Antes del RSP nosotros mismos construimos las primeras rampas. Nuestra inexperiencia nos llevó a construir rampas de madera para usarlas al aire libre que enseguida se desintegraban debido al sol y la lluvia. Al final escribimos una carta al alcalde y nos concedieron el lugar donde luego se construyó el RSP usando unos materiales muy limitados”.

Pero más adelante el RSP fue demolido, por lo que los skaters nos quedamos otra vez sin ningún skatepark donde practicar.

Empieza el proyecto.

El 28 de marzo de 2018 se reunió a un grupo de diseñadores y constructores para participar en el proyecto del skatepark de Hulhumale gracias a la ayuda de Skateparc, Alis, Wonder Concrete y Fifth Pocket. Un mes más tarde las Maldivas tenían su parque diseñado a conciencia para la práctica del skate.

 

 

El equipo que construyó este skatepark estuvo compuesto por 51 voluntarios: skaters, ingenieros, arquitectos, diseñadores y emprendedores que trabajaron día y noche para conseguir su objetivo.

Los voluntarios trabajaron a tope para construir el skatepark de Hulhumale en las Maldivas.

Usando 225.000 kilos de hormigón y un mes de duro trabajo, la crew pudo acabar el proyecto dejando también sitio a la ‘improvisación’ y creando una auténtica obra de arte.
15 nacionalidades diferentes trabajaron con el mismo objetivo: construir en las Maldivas un parque permanente para la práctica del skate. Los voluntarios tuvieron que trabajar 18 horas diarias bajo una enorme humedad para finalizar el proyecto en un mes.

 

 

Un constructor danés de skateparks, Joshua Fabrin de Wonder Concrete, explica más singularidades del proyecto: “Dimos con él un poco de casualidad. Hemos construido varios skateparks de cemento en distintos países a través de la fundación llamada Make Life Skate Life. Vamos a países que no tienen mucha información y les mostramos cómo hacerlo. Esperamos que, a partir de ahí, los gobiernos construyan más“.

Trabajo duro y resultados rápidos.

 

 

La construcción fue difícil. El equipo no dejó de trabajar bajo el sol tropical aguantando unos elevados índices de calor y humedad. Los baños en el océano sirvieron como refresco, pero hubo que solucionar otros problemas como la barrera del idioma en un grupo tan multicultural. Sin mencionar lo que supone tener que trabajar 18 horas diarias…

“Espero que los chavales se diviertan mucho aquí y conecten con este skatepark. Sé que en las Maldivas no hay muchas opciones. Mi deseo es que aquí tengan la oportunidad de desarrollarse a sí mismos en libertad”, desea el alemán Fabián Baumgarten, que lleva practicando el skate desde los años 90 y ha participado en la construcción de una docena de skateparks, incluyendo el primero público de la India.

Un futuro brillante para el skate.

Cuando se inauguró el skatepark de Hulhumale llegaron tanto skaters de todos los rincones de las Maldivas como otras personas que descubrieron el skate por primera vez. Jennifer Hirt, fundadora de Donate for Skate, regaló 21 monopatines para promocionar el skate en las Maldivas.
El skatepark de Hulhumale ya está listo para que lo puedan disfrutar los jóvenes de las Maldivas.

El skatepark de Hulhumale tiene unos 10.000 metros cuadrados y su uso es gratuito. Además, se dan cursos para aprender a patinar.

El skateboarding es mucho más que patinar. Aquí se promueve la camaradería. Espero que estos chavales dejen volar su imaginación y que, a partir de ahora, los habitantes de las Maldivas se ocupen de todo esto”, dijo Albert Nielsen el día de la inauguración.

 

 

Fuente: Www.Redbull.com

Comparte este articulo...Tweet about this on TwitterShare on FacebookGoogle+Email to someone