¿Cómo hacer Wakeboard? (Paso a paso)

Espiritu Aloha | ene 28, 2017
Comparte este articulo...Tweet about this on TwitterShare on FacebookGoogle+Email to someone

El Wakeboard es un tipo de deporte prácticamente nuevo en el ámbito de los deportes acuáticos. Para poder practicarlo se utiliza una tabla que es arrastrada por una cuerda que está atada a una lancha o bien puede ser a una moto acuática. Este deporte reúne algunas características de deportes como esquí, snowboard o esquí acuático.

La persona que está sujeta a las tablas de wakeboard se irá desplazando a velocidades comprendidas entre las 18 y los 24 millas por hora (aunque claro está, esta velocidad dependerá de las condiciones en las que en ese momento esté el agua, así como las atmosféricas, del tamaño de la propia tabla, del peso de la persona, así como de las preferencias de cada uno).

Estamos hablando de un tipo de disciplina en la que cada vez aparecen más profesionales sorprendiéndonos con nuevos trucos que nos hacen amar este deporte.

Si ya tienes listas tus tablas de wakeboard para poder practicar este deporte, pero todavía no sabes por dónde puedes empezar, nosotros te vamos a echar una mano con ello.

¿Quieres empezar a practicar Wakeboard? Entonces deberías de comenzar por aquí:

Muchas personas cometen el error de pensar que lo único que les hace falta es conseguir una tabla y lanzarse al mar pero nada más lejos de la realidad. Conviene aprender todo lo relacionado sobre seguridad para no correr riesgos. Existen ciertas escuelas que imparten cursos para que podamos dar nuestros primeros pasos; no pienses que es perder el tiempo, ya que algunos de sus consejos podrían ayudarte a evitar malas experiencias.

Por otra parte, los expertos recomiendan que empieces primeramente practicando con tablas de esquí acuático antes de poder iniciarte en este tipo de disciplina. La razón de ello es que te ayudará a poder mejorar el equilibrio para ir perfeccionando de forma progresiva tu habilidad.

Empieza con un tipo de tabla que sea larga y que además, tenga los bordes cuadrados; estas son la mejor opción para empezar porque te ofrecerá control a la vez que estabilidad. En el momento en el que detectes que ya la estás dominando, entonces estarás preparado para poder continuar con otra tabla más profesional.

Practica siempre Wakeboard en aquellas zonas donde no hayan obstáculos y que también tengan de una zona de seguridad a sotavento. Cómo este tipo de deporte a veces puede ser algo imprevisto, no lo practiques en zonas donde acostumbre a haber bañistas.

Estar en forma y tener la fuerza adecuada, también es muy importante. Todo ello puede ayudarte a prevenir las lesiones que se pudieran producir, como en cualquier otro deporte.

En este deporte, al igual que en la gran mayoría, necesitaremos contar con el equipo recomendado para practicarlo y este no solo va a englobar la tabla ni mucho menos, serán otros los aspectos los que deben de ser considerados.

Una de las estupendas características de este deporte es que nos ofrece toda una gran cantidad de trucos y posturas para ir desarrollando; pero habrá que ir poco a poco y hacerlas con cabeza para evitar problemas.