El efecto de bucear en el aire

Espiritu Aloha | feb 22, 2018
Comparte este articulo...Tweet about this on TwitterShare on FacebookGoogle+Email to someone

Si eres buceador o te sientes atraído por el mundo del espeleobuceo deberías saber lo que son las haloclinas. No hay muchos que conozcan este término, pero estas son un fenómeno que se produce en cavidades subterráneas donde se mezcla agua dulce con agua salada, dando la sensación visual de que el buceador está suspendido en el aire en lugar de en el agua.

¿Por qué y dónde se producen las haloclinas?

Las haloclinas pueden producirse en cenotes, que son depresiones geológicas inundadas que se encuentran tanto a cielo abierto, como semiabierto y en cavidades subterráneas. El espeleobuceo se centra en sumergirse en estos cenotes y en rutas no aptas para claustrofóbicos. A veces, los especialistas en este tipo de actividad subacuática se encuentran con el fenómeno de las haloclinas, el cual está vinculado a la salinidad del agua.

El agua dulce resulta menos densa que el agua de mar, por lo que la primera se sitúa por encima de la segunda. Lo normal sería que para nuestros ojos esta mezcla no fuese visible, pero cuando se da en condiciones de baja presión, combinada a temperaturas frías, la haloclina es fácilmente perceptible, apreciándose la frontera que separa al agua dulce de la marina, como si se tratase de agua y aceite. Bajo estas líneas os dejamos un vídeo que refleja esta curiosa mezcla, pocas veces captada con una cámara y con tan buena calidad de imagen.

Por último, cabe mencionar que este fenómeno no se da solo en los cenotes, sino que es un acontecimiento habitual en el mar, entre 500 y 1000 metros de profundidad (según la altitud). Aunque en estos casos el efecto se da a consecuencia de la evaporación (con altas concentraciones de sal), la cual va disminuyendo en las profundidades hasta cierto punto a partir de donde vuelve a aumentar la salinidad.

Fuente: www.buhomag.com