¡En Dudas! Construcción del complejo de surf en Montgat

Wavegarden, el parque de surf de olas artificiales, cuenta con el rechazo unánime de los grupos políticos, lo que complica su implantación

Espiritu Aloha | jul 04, 2018
Comparte este articulo...Tweet about this on TwitterShare on FacebookGoogle+Email to someone

La mayoría de los partidos políticos representados en el Ayuntamiento de Montgat (Maresme) –cinco de siete– rechaza la instalación de un parque de surf artificial en unos terrenos de la Universitat de Barcelona. El complejo Wavegarden de 48.500 mcon una laguna artificial de 15.000 my olas de hasta 1,70 metros de altura no se construirá en la población costera, tal como estaba previsto inicialmente.

La alcaldesa de Montgat, Rosa Funtané (ERC), admite que “al principio era un proyecto encantador” pero que, tras estudiarlo con detalle, ha desvelado muchas dudas, tales como el hecho de generar molestias sonoras al vecindario, complicar la movilidad y que “económicamente no vemos que pueda repercutir positivamente en el municipio”. El Ayuntamiento tiene la última palabra, ya que la instalación del gran parque surfero precisaba la modificación del plan urbanístico metropolitano y que el Consistorio otorgase la licencia.

La Plataforma Salvem Montgat, satisfecha con que se impongan los criterios ambientales y de movilidad.

Con la negativa al Wavegarden, el gobierno de Montgat se alinea con las críticas de la Plataforma Salvem Montgat que, según uno de sus portavoces, Luis Antonio, “demuestra que es un proyecto medioambientalmente insostenible”. La entidad nació para defender el área forestal que se vería destruida por el gran complejo deportivo .“Iban a hacer desaparecer un bosque de 45.000 m2”, dice el portavoz, al tiempo que señala que es el último pulmón verde entre la conurbación de Barcelona y el Maresme.

Los vecinos contrarios al Wavegarden critican que la fundación Montcelimar, adscrita a la Universitat de Barcelona, haya optado por alquilar unos terrenos que “debían ser destinados a uso docente”. Además, reconocen que el mismo proyecto ya había sido desestimado por razones ambientales y sociales en El Prat de Llobregat y en Madrid.

La gran laguna artificial, para los opositores al Wavegarden, provocaría la inevitable transformación del pueblo, así como una afectación en el suministro de agua potable en los pozos de riego de Tiana y causaría la salinización de los acuíferos. En cuanto a la movilidad, detallan que en la actualidad “ya es una zona colapsada” por el tráfico que genera la Escuela Hamelín “con un volumen de 41.000 vehículos a la semana” que sería imposible conjugar con los 150.000 usuarios al año, que harían uso de este complejo destinado al surf.

Pau Serracanta, uno de los promotores del complejo surfero, se sorprendió “por el cambio de opinión de ERC”, ya que si se decidieron a impulsar el proyecto era “porque nos habían mostrado buenas perspectivas desde el Consistorio”, especialmente después de la presentación pública y recibir el apoyo de la Secretaria General del Esport de la Generalitat. Serracanta lamenta que Montgat “pierda una gran oportunidad” ya que en el 2020 el surf será deporte olímpico y ratifica que se trata de un proyecto medioambientalmente sostenible, sin apenas repercusión en la movilidad.

Con información de: http://www.lavanguardia.com/local/maresme/20180703/45586570583/complejo-wavegarden-surf-montgat-rechazo.html