¿Cómo alegrarle el día a un surfer? ¡Apunta!

Espiritu Aloha | May 09, 2019
Share this post...Tweet about this on TwitterShare on FacebookGoogle+Email to someone

¿Para qué engañarnos? Los surfers somos bastante básicos. Al menos en lo que respecta a nuestra preferencia principal de vida: surfear. Si no estamos pensando en olas los 365 días del año es porque hay alguna obligación que nos lo impide. Eso nos hace muy previsibles y una gente bastante fácil de contentar…

Lo malo es que no todas las cosas que un surfero o surfera necesita para encontrar la felicidad plena están al alcance de la mano. Aun así, es bueno que las conozcamos para aprender a interpretar su estado de ánimo, sobre todo si estabas pensando en pedirle dinero prestado o criticar su último post en Instagram.

¡Aquí van ocho cosas que pueden alegrarle el día a un surfer!

 

 

1. Buenas olas

Para un surfer, no hay nada comparable a un día de buenas olas. Adrenalina, serotonina… y un montón de palabras terminadas en -INA harán feliz a cualquier surfero. Energía, alegría y satisfacción máxima se verán reflejados en su cara después de una sesión épica de surfing. ¿Lo malo? Que el remedio dura poco. ¡Al día siguiente volverá a estar con el mismo (o más) mono de olas! 😉

2. Estrenar tabla

Estrenar tabla o traje de surf son dos estímulos muy importantes para cualquier surfer. Puede que sea el olor (a goma nueva y parafina nueva), el tacto, el color… Sea lo que sea, entrar a surfear de estreno hace que tengamos la motivación por las nubes y que, por un rato, nos creamos surfers de nivel.

 

 

3. Un tubo

Quien haya sentido la sensación de envolverse debajo de una ola sabe perfectamente lo adictiva que es. Ese frescor salvaje… Ese silencio radical… Ese olor a mar puro… Es como si, por un momento, se detuviera el tiempo… ¡Hacerse un buen tubo es asegurarse la sonrisa durante un día entero!

4. ¿ME ENCANTA tu surfing”

Que alguien te diga que “tu surfing es buenísimo” es uno de los pequeños triunfos para cualquier surfer de la playa. Y si encima el cumplido procede de alguien que surfea mejor que tú, ese momento es para enmarcarlo. Sí, en el surf hay mucha vanidad. Para qué negarlo…

5. Sin foto no hay paraíso

Los surfers somos bastante dados a la exageración. El resto de personas que nos rodean lo saben. E incluso nosotros mismos lo sabemos. Por eso, conseguir una foto-prueba de la sesión de surf es algo primordial para luego poder dar envidia al personal y sacar pecho en las redes sociales.

6. Foto de revista

Y si de gestas fotográficas se trata, la mayor diana del mundo mundial para un surfer es conseguir salir en portada de una revista. Por supuesto, esta proeza está reservada a unos pocos señalados. Por eso, salir en cualquier otra página también viene a puntuar… ¡Y a alegrarte mucho el día!

 

 

7. La nueva “Biblia”: Instagram

La vida surfera gira en torno a Instagram. Conseguir un like, un comentario o una mención de un pro surfer suele agradar muy mucho a cierto sector de la masa “social media”. Cuanto más friky sea uno, más le alegrará este tema…

8. Flechazo a un sponsor

Que un sponsor se fije en tu surfing no es tarea fácil (y menos en los tiempos que corren), pero es posible. Pero muchas veces no hace falta conseguir un contrato millonario para hacernos felices. A veces con que una marca te mande algunos pares de zapas o unas gafas de sol, muchos y muchas ya tienen sonrisa asegurada para las próximas semanas.

¿Ves? ¿A que teníamos razón? Los surfers somos muy previsibles y bastante fácil de contentar… 😉

 

FUENTE: Www.Redbull.com

Share this post...Tweet about this on TwitterShare on FacebookGoogle+Email to someone