Momentos fugaces

Share this post...Tweet about this on TwitterShare on FacebookGoogle+Email to someone

Muchas veces lo que más apreciamos dura muy poco, como si fuese una primera vez. Y es que cada día es un nuevo comienzo y, aunque los amaneceres y los atardeceres se repiten todos los días, estos nos deleitan con diferentes tonalidades en cada una de las ocasiones, como si fuese una primera vez.

En medio de un caos, se puede apreciar un momento fugaz, un momento de paz que llena más el alma que cualquier objeto comprado. Son momentos fugaces que nos recuerdan lo importante que es la vida y nos devuelven esa humanidad, que muchos creían perdida.