¿Eres aventurer@? Prueba a hacer barrancos y espeleología

Espiritu Aloha | ene 04, 2018
Comparte este articulo...Tweet about this on TwitterShare on FacebookGoogle+Email to someone

¿Cuáles son las modalidades para hacer barrancos y espeleología?

Ambos pueden llegar a ser combinados en la misma actividad de barranquismo, ya que tiene partes en que estás en cascadas en el exterior y otras en que te cuelas entre estrechos cañones y cavidades donde hay una poza o un río escondido, dando lugar a la espeleología. Aquí vamos a diferenciar las modalidades de una y otra. ¡Solo apto para aventureros!

Barrancos y espeleología. Modalidades de los barrancos

Barrancos secos: básicamente es similar al acuático pero carece de cascadas o caudales de agua en las zonas donde se practica el descenso. El principal atractivo suele ser el paisaje y la iniciación a la técnica del rapel.

Barrancos acuáticos: se basa en recorrer un barranco, una garganta o un cañón por el que discurre un caudal de agua. La actividad deportiva consiste en sortear los desniveles, ya sea descendiendo con la técnica del rapel, bajando por toboganes naturales o, la más divertida, saltando a pozas.

Modalidades de la espeleología

Espeleología kárstica: se practica en cuevas profundas y en cavidades excavadas por corrientes de agua. Su principal atractivo es la exploración espeleológica en condiciones no aptas para deportistas poco hábiles y que sean claustrofóbicos.

Espeleobuceo: es la variante más complicada de la espeleología debido al equipamiento que requiere ser llevado por cavidades excesivamente estrechas y angustiosas en algunas ocasiones. Es un deporte extremo que se realiza bajo el agua y pone al límite las habilidades y la fortaleza mental del buceador. A veces se necesitan mezclas con helio, oxígeno y nitrógeno (Trimix y Nitrox) para bajar los largos tiempos de descompresión y combatir la narcosis de nitrógeno.

Espeleología volcánica: como su propio nombre indica, se desarrolla en cuevas volcánicas, en cavidades creadas por la lava de un volcán o por el carácter tectónico de la zona. La dificultad suele residir en las altas temperaturas, pasos estrechos y posibles desplazamientos del terreno.

Fuente: www.elmundo.es.com

 

Comparte este articulo...Tweet about this on TwitterShare on FacebookGoogle+Email to someone