Boquete, más que café

Deleita una de las mejores vistas de Boquete

Andrés Matos | ago 27, 2019
Comparte este articulo...Tweet about this on TwitterShare on FacebookGoogle+Email to someone

Con el clima a nuestro favor, escalamos la India Vieja

Boquete es una pequeña ciudad alrededor del río Caldera, ubicada en la provincia de Chiriquí. Dicha provincia limita con Costa Rica. Un escenario natural que mezcla frescas temperaturas, fresas con chocolate, un buen café con vistas espectaculares. El revoloteo y el trinar de las aves, como el quetzal, y los recorridos por puentes colgantes lo hacen un lugar ameno para el extranjero y, por qué no, hasta para el nacional ajetreado de la rutina. Los paisajes también son características por presenciar coloridas flores que, por diferentes alturas y temperaturas al resto del país, son distintas. Curioso es encontrar en este poblado la orquídea más pequeña, algunos de los sitios más altos del país, entre otras cosas.

Plano general de Bajo Jaramillo, Boquete / Créditos: Andrés Matos (@matos0893 en Instagram)

Una Colonia Tovar en Panamá

Metafóricamente, para aquellos lectores que son de origen venezolano, podemos identificar a Boquete como la Colonia Tovar de Panamá. Las artesanías son características presenciales en ambas poblaciones, distantes ambas de la ciudad capital, con bajas temperaturas, dulces caseros y artesanales como el dulce de guayaba, la calma prospera y ni se diga de los extranjeros. En la Colonia Tovar viven muchos alemanes, de hecho, fue fundada por inmigrantes alemanes provenientes de Baden. Pero hasta las edificaciones son parecidas. Lo cierto es que hay muchos lugares de Panamá que se pueden vincular con Venezuela, ¿casualidad? Capaz el hecho de que fueron conquistados por españoles resulta lo parecido de ambas naciones.

Los lugares para tomar café no pueden faltar / Créditos: Andrés Matos (@matos0893 en Instagram)

Ahora sí, a escalar se ha dicho

A 1,700 metros sobre el nivel de mar, se encuentra una formación montañosa / rocosa, llamada India Vieja. Con una de las mejores vistas que he podido apreciar, por ahora, en mis viajes. Aunque creo que me quedaría con la de los Picachos de Olá, Coclé, todavía. El recorrido para llegar a la cima es de dos horas, un trayecto muy parecido, en cuanto a tiempo, al que se haría en Cerro La Trinidad, ubicado en Capira, o en el Cerro Gaital, ubicado en el Valle de Antón. Hay una diferencia notoria con estos lugares, no muchos prefieren ir por lo lejos que está del centro de Boquete, además, se necesita 4×4 para llegar a la falda del cerro. De no hacerlo, tendrías que caminar unos 45 minutos adicionales a la subida del cerro. Mucha vegetación en el sitio, lo que más se vio en cuanto a vegetación fueron hongos. Sí, hongos, vio bien. Y de todos los colores: Rojo, azul, morado, blanco, marrón. Increíble fue la variedad que había.

Hongos, atractivo natural en Boquete / Créditos: Andrés Matos (@matos0893 en Instagram)

Curiosidades de la aventura

Algunas cosas que nunca pensarías del sitio turístico es que puedes hacer rappel en la formación rocosa y fotogénica. Pero no solo rappel, también, puedes hacer cuerda floja. Y la distancia entre las formaciones rocosas es de 500 metros. Otro detalle que llamó mi atención fue un fenómeno de nubes, puesto que las nubes que querían pasar por encima de la piedras gigantes no podían, se devolvían, bien sea de izquierda a derecha o de derecha a izquierda.

India Vieja / Créditos: Andrés Matos (@matos0893 en Instagram)


Ver mapa más grande


Provincia: Chiriquí

Redes sociales:   1. Instagram: @matos0893 / @matosaudiovisual

Comparte este articulo...Tweet about this on TwitterShare on FacebookGoogle+Email to someone