KiteSafari en Los Roques navegando entre azules

Andreína Peñaloza | feb 19, 2017
Comparte este articulo...Tweet about this on TwitterShare on FacebookGoogle+Email to someone

Un KiteSafari, se trata de navegar largas distancias, con una ruta previamente establecida. La idea es disfrutar de diferentes objetivos en una misma sesión donde la diversión es el elemento del camino hacia la meta.

Mi experiencia fue con Play Los Roques quienes me buscaron por EL Gran Ronque y en lancha nos fuimos hasta Sebastopol, el punto de inicio de nuestro KiteSafari.

En Sebastopol se encuentran “Los Castillos” que son tres pequeños bancos de arena que dependiendo de la marea, tienen más o menos arena. En este caso, César Espinoza (director de Play Los Roques) decidió armar los equipos en el último banco. Siendo este el punto más al sureste del Archipiélago de Los Roques.

Aquí recibimos instrucciones de César quien hizo un briefing de lo que sería el KiteSafari. Una ruta de 24 kilómetros donde debíamos estar siempre “por la autopista del bajo”, entre la pared del arrecife y el azul profundo. Explicando además cómo debíamos navegar y en caso de emergencia como solicitar el bote de apoyo que nos acompañaría en todo el trayecto. Así que comenzamos a armar y cada uno fue saliendo, hasta que todos estábamos en el agua.

En esta oportunidad tuve el privilegio de navegar con los instructores de Play: Vrinda Hamal, Yoha Ruela, Roberto Primer, Gleidys “La Negra”, José “Bigote”, Henry Ruozzi (Gerente General) y por supuesto César Espinoza.

Fue una navegada increíble entre muchos tonos de azules, corales, pájaros, sol caribeño y un viento constante que hizo de nuestro día una jornada perfecta.

En medio de tanta emoción me caí muy cerca de los manglares (por mi inexperiencia) pero gracias a que todos estaban muy pendientes de mí, me ayudaron y me monté en el bote de apoyo para que me dejaran un poco más lejos de los manglares y seguir navegando.

Cuando volví al agua me sentí muy feliz y tras unos tips de César, para mejorar mi ceñida, logré unirme nuevamente al grupo. Es muy bonito navegar en equipo porque te sientes más confiado y eso siempre beneficia a una mejor navegada.

Algunos de los chicos vieron mantarrayas y otras especies marinas, Los Roques, es tan transparente que navegando se aprecia la fauna y flora marina, mientras haces kitesurfing.

 

Cuando llegamos al sector Botoki fue alucinante, era como estar navegando dentro de una postal. Aquí ya llevábamos una hora y media navegando y esperábamos que todo el grupo se volviera a unir. Mientras hacíamos eso, decidí practicar mi transición donde tuve una caída aparatosa y por esa razón (además de que estaba cansada) decidí montarme en la lancha de apoyo.

Los instructores continuaron, según la ruta establecida, hasta la meta que era el Cayo Rancho Pirata. Aquí descansamos un poco, picamos una tortica que me envió Aquarena Los Roques por mi celebración del “Tercer Piso” y nos fuimos en el bote hasta El Gran Roque.
Los KiteSafari pueden hacerse de diferentes formas, es un plan fantástico para quienes buscan explorar el Archipiélago con el impulso del viento. Siempre recomiendo que se haga con la logística correcta, con el apoyo de guías y un bote.

Si quieres más información sobre el Kiteboarding en este paraíso terrenal contacta a info@playlosroques.com Gracias a Casa Tramonto Los Roques por todos los detalles de la estadía y el apoyo en tierra firme.

Aloha y que sigan los KiteSafari!

Comparte este articulo...Tweet about this on TwitterShare on FacebookGoogle+Email to someone