LOS PELIGROS DE LA COSMÉTICA EN EL MAR

Espiritu Aloha | may 19, 2017
Comparte este articulo...Tweet about this on TwitterShare on FacebookGoogle+Email to someone

¿Sabías que…?

El mar sufre día a día el factor humano. Nosotros como amantes de este gran azul y sus olas, debemos aprender a cuidarlo especialmente. El uso de cremas solares por ejemplo, está afectando al color de los corales. Estas cremas son una fuente significativa de contaminantes químicos orgánicos e inorgánicos que pueden tener consecuencias ecológicas. Hoy os vamos a contar un poco el problema de la cosmética natural.

La mayoría de los productos cosméticos y de higiene personal contienen ingredientes químicos derivados del petróleo, es difícil encontrar un producto cosmético convencional que no contenga aunque sea una mínima parte de ingredientes procedentes del petróleo, a pesar de que muchos de ellos llevan la etiqueta “Natural” en su envase.
Aunque parezca imposible de creer, no hay actualmente ninguna normativa en España que regule los productos cosméticos naturales.

Practicar ejercicio, comer sano y la utilización de productos cosméticos para limpiar y cuidar nuestra piel son actividades que cada día son más habituales, demandamos productos naturales, no tóxicos para nuestra salud ni para el medio ambiente.

Por eso, muchas marcas de cosmética convencional quieren aprovechar el auge de estos productos naturales y han decidido mal llamar a sus productos “Naturales” aunque contengan ingredientes tóxicos en las llamadas “dosis seguras” que teóricamente no afectan a nuestra salud, pero que en la mayoría de los casos se desconoce su impacto en nuestro organismo a largo plazo.
De momento la única solución que tenemos para evitar caer en el engaño es leer el INCI antes de comprar el producto.

¿Qué es el INCI?

El INCI es un texto obligatorio en los envases de los productos en el que se deben enumerar todos los ingredientes que contiene el producto. El orden de ellos no es aleatorio ya que van colocados según la cantidad presente de ese ingrediente (el primer ingrediente será el de mayor presencia en el producto y el último el que menos).

Algunos de los ingredientes que debemos evitar son:

  •      Aluminio: muy común en desodorantes
    •       Lauril Sulfato de Sodio o Sulfato de Sodio Laureth
    •       Parabenos: utilizados frecuentemente como conservantes
    •       Parafina (Paraffinum, Vaselina, Petroleum)
    •       Polietilenglicol o PEG: utilizado para combinar y mezclar ingredientes

Más adelante os ayudaremos a identificarlos.

Pero, ¿qué es exactamente la cosmética natural?

Si buscamos la definición de natural nos encontramos con la siguiente explicación: “De la naturaleza, relacionado con ella o producido por ella sin la intervención del hombre.”
Cuando hablamos de cosmética natural nos estamos refiriendo a productos compuestos por ingredientes de origen natural, ya sea animal o vegetal. Al no haber ninguna normativa reguladora no se puede poner un número o un tanto por ciento a la cantidad de ingredientes naturales que debe contener el producto para calificarle como tal, eso queda al criterio personal de cada fabricante o empresa certificadora.

¿Qué son las certificadoras?

Son entidades privadas encargadas de comprobar el cumplimiento de unas normas para conseguir determinados certificados. Al no existir en España una normativa sobre productos cosméticos naturales, aunque estos se vendan como tales es aconsejable leer los ingredientes (INCI) para comprobar que el producto es 100% natural. Mientras no se publique ese reglamento cada fabricante puede denominar libremente a sus productos como “naturales” independientemente del porcentaje de productos naturales que contengan. En TIY Cosmetics creemos que para denominar “natural” a un producto es necesario que todos sus componentes sean 100% naturales.
Nunca debes fiarte del nombre del producto que leas en un envase, siempre es mejor comprobarlo y leer sus ingredientes.

¿Qué diferencia hay entre un producto Orgánico, BIO o Ecológico?

Orgánico: No contiene ingredientes de origen mineral.
Bio: Todos sus ingredientes son de origen natural, no hay nada sintético, y en el cultivo de esos ingredientes tampoco se han usado fertilizantes sintéticos ni pesticidas químicos y, por supuesto, ningún ingrediente industrial en su fabricación.
Ecológico: Todos sus componentes son de cultivo ecológico, es decir se han cultivado en total equilibrio con el medio ambiente mediante agricultura sostenible respetando todas las condiciones medioambientales como el clima, el suelo y el agua, libres de contaminación.

¿Hay algo mejor que esto?

Sí, así es, existen también los productos que han sido fabricados con materias primas de origen vegetal (plantas, aceites) obviando las de origen animal como por ejemplo la leche o la cera de abeja y por supuesto no han sido testados en animales, tenemos ante nosotros un producto Vegano. Lo que lo convierte en un producto mucho más respetuoso con la naturaleza.

Beneficios de la cosmética natural sobre la cosmética convencional:
•       Permite la creación de productos no agresivos aptos para todo tipo de pieles.
•       Eficaces para el tratamiento de personas alérgicas a los ingredientes sintéticos.
•       Muy efectivos para el cuidado de las pieles sensibles o atópicas, que sufren problemas como dermatitis, psoriasis o irritación.
•       Regenera, cuida y protege la piel con seguridad.
•       Máximo respeto por tu cuerpo y el planeta.

Nota de: http://www.surferrule.com/los-peligros-la-cometica/