¡Mejora tu postura en la bici!

Espiritu Aloha | feb 07, 2017
Comparte este articulo...Tweet about this on TwitterShare on FacebookGoogle+Email to someone

La mayoría de los aficionados al mountain bike también siguen de cerca la tecnología por lo que rastrean por internet en la búsqueda de las últimas novedades en lo que a material se refiere.

Es cierto que puedes mejorar tu bici simplemente llevándola al taller para que le pongan los componentes más eficaces sin importar el precio pero al final dependerá de ti él ir o no más deprisa.

Lo más importante es sentirte cómodo encima de la bici. Es vital cómo están los tres puntos principales de contacto pues esto influye una barbaridad a la hora de ir rápido.

Aquí tienes nuestra guía para que le saques todo el partido a la bici. Sólo te llevará media hora y apretar un par de tuercas con una llave allen.

Manos

Cambio y manetas Shimano Saint en la Pivot Phoenix de Bernard Kerr.
Cambio y manetas Shimano Saint © Bartek Woliński

 

Tus manos, como no podía ser de otra manera, son fundamentales a la hora de pilotar. La posición que adopten en el manillar es muy importante.

No hay una medida correcta cuando hablamos del manillar, depende del tacto de cada uno. Antes de cortar el manillar piensa dónde van a ir tus manos de forma natural.

La distancia de la maneta de freno es crucial. Si pilotas con tu peso hacia atrás piensa en mover las palancas de freno más cerca de la vertical pues esto ayudará a que tus manos y hombros formen una línea recta.

Si por el contrario tu postura es más centrada o hacia delante, entonces es mejor poner las manetas un poco inclinadas hacia abajo. Mover el manillar unos grados hacia delante o atrás tiene una gran efecto en la postura que adoptas encima de la bici.

En lo que respecta a la distancia hasta tus dedos, si la palanca de freno está muy lejos es difícil accionarla, lo que puede terminar en una lesión en el antebrazo. Si está muy cerca te puedes pillar los dedos con ella.

El ancho de los puños es otro detalle a tener en cuenta. Si éstos son muy delgados y tu mano es muy grande agarrarás el manillar demasiado fuerte lo que también puede provocar una lesión en el antebrazo. Como con la mayoría de las cosas, probar distintas configuraciones te ayudará a encontrar lo mejor para ti.

Pies

Troy Brosnan durante los entrenamientos de la Copa Mundo Mont-Sainte-Anne DH de Descenso.
Troy Brosnan de pie © Bartek Woliński

 

Tus pies tienen que dar potencia a través de los pedales y al mismo tiempo absorber las fuerzas del sendero por lo que son otro punto de contacto esencial.

Si usas pedales con calas es primordial tener todo bien resuelto. La mayoría de los corredores de descenso que emplean calas imitan en muchas ocasiones el movimiento de los pedales convencionales, lisos. El tamaño de tu pie también será otra cuestión a tener en cuenta. Si los tienes muy adelantados o muy atrasados encima de los pedales hará que pierdas mucha eficiencia y hasta puedes acabar con dolor de rodilla.

Puedes marcar la posición del pie en la cala y experimentar a partir de ahí.

Trasero

El sillín Prologo de la bici de Fontana
El sillín Prologo de la bici de Fontana © Bartek Wolinski/Red Bull Content Pool

 

Si le preguntas a cualquier piloto de autos te dirá que es primordial sentir lo que el bólido está haciendo debajo de tu trasero. Bueno, en el mountain bike es exactamente igual.

Los descensos rápidos por el sendero se atacan mejor yendo de pie en la bici, pero mantener la posición correcta es fundamental para escalar. Al ponerte de pie para ascender puede que tiendas a mantener el cuerpo completamente vertical pero es mejor inclinarte ligeramente hacia delante.

Échale un buen vistazo al asiento y fíjate dónde está anclado. Prueba a moverlo hacia delante y detrás, aunque ten en cuenta que estos cambios afectarán al agarre, tanto en el tren anterior como en el posterior.

Nota de http://www.redbull.com/es/bike/stories/1331830709429/como-mejorar-tu-postura-en-la-mountain-bike
Comparte este articulo...Tweet about this on TwitterShare on FacebookGoogle+Email to someone