Paracaidismo en Aruba con sensación de fin de año

Andreína Peñaloza | dic 14, 2017
Comparte este articulo...Tweet about this on TwitterShare on FacebookGoogle+Email to someone

Montarse en un avión y lanzarse al vacío, con la certeza de que se abrirá el paracaídas es una sensación como la de fin de año.

La razón es porque decidimos hacer algo nuevo (metas de 2018) con la misma convicción que tenemos al lanzarnos del avión. Luego de esto (las 12:00am) te das cuenta que no era tan fácil como ya lo habías visualizado y es ahí que comienza la verdadera acción.

En la caída libre, del paracaidismo, alcanzas más de 220 Km/H y es algo alucinante, como la vida misma.

Mi experiencia real con Skidive Aruba

En la isla feliz también se puede gozar al máximo de la adrenalina que te da el Skydive. Existe una sola empresa que se dedica a mostrarte una perspectiva flipante de todos los azules mágicos desde el propio cielo del caribe Arubiano.

Skydive Aruba, con años de experiencias en la isla y su otra sede en Miami, hacen que esta experiencia en tándem (vuelo para dos personas, con instructor) sea una razón para estar más despierto que nunca.

Me buscaron en el hotel Brickell Bay donde me estaba hospedando, en una van bien identificada de la escuela. De allí nos fuimos al aeropuerto privado de la isla donde hasta incluso tienes que mostrar tu pasaporte para acceder a la pista (así que No lo dejes en la habitación).

La avioneta está perfecta para saltar y la vibra de los profesores es fabulosa. Demostrando profesionalismo con una actitud extrema y divertida frente a la vida.

El Salto al vacío

Como lo dije en el primer párrafo: se trata de la vida misma. Una metáfora extrema que encontré a 10.000 pies de altura, entre frío y nubes blancas.

Aunque “lo natural” de nuestra especie humana, es conservarla, hacer este tipo de actividades te hacen sentirnos más vivos que antes de saltar.

Te sientas en la avioneta. Bien pegado (literalmente) al instructor. Con unos lentes extraños que te ayudarán a poder apreciar la hermosa vista que desde las alturas observas. Ready, Set, Go..! son las palabras claves que te dicen para saber que irás a lo desconocido.

EL Vuelo

Fue casi un minuto de caída libre donde incluso gritar carece de sentido. Aquí se trata de sentir, de ver, de oler. Todas sensaciones únicas y llenas de magia.

Una vez que transcurre la caída libre, el instructor abre el paracaídas y comienza un descenso mucho más tranquilo en “modo parapente”. Aquí la relajación fluye por todo tu cuerpo y si te sientes confiado y preparado, incluso puedes tomar el mando del vuelo, si el profe te lo permite.

La caída en el aterrizaje

Muchas veces, he escuchado que las personas evitan lanzarse en paracaídas porque la caída les da miedo. Quizá por temor a una torcedura de tobillo o las rodillas. Sin embargo, es bueno que sepan que no existe ningún riesgo porque es el instructor quien recibe el impacto en la tierra. Nosotros como primerizos subimos las piernas en un ángulo recto, con las piernas totalmente estiradas. Incluso es nuestro “pompi” quien cae ligeramente y luego nos levantamos con los pies.

Post- Salto

Una sensación, casi indescriptible, es lo que viví tras saltar con Skydive Aruba. Reflexionas sobre el valor de la vida y es una motivación activa para ir por más. Ya sea en el deporte, en tu vida personal o en el trabajo. Comprendes que nada puede detenerte y te sientes absolutamente empoderado contigo mismo.

Aquí les dejo mi video, espero que lo disfruten y se animen a vivir esta experiencia porque la felicidad se encuentra cuando superamos el miedo a lo desconocido. Así que empieza a desafiarte en este cierre de año y actívate para el 2018.

 

Masha Danki Dushi!