Posada Margarita un spot relax en playa El Yaque

Andreína Peñaloza | ene 26, 2017
Comparte este articulo...Tweet about this on TwitterShare on FacebookGoogle+Email to someone

Margarita, es una isla en Venezuela muy hermosa rodeada de una belleza natural que desborda esplendor. Uno de los lugares donde más me gusta estar es en playa El Yaque. Se trata de un pueblo donde el viento dictamina la orden del día. Los atletas del Kitesurf y Windsurfing viajan de todas partes del mundo para navegar en estas aguas cálidas, los 365 días del año.

Cuando se trata de hacer turismo deportivo, siempre, es importante escoger un buen lugar para descansar y en esta oportunidad quiero hablarles de mi experiencia en Posada Margarita.

Recientemente decidí pasar el “año nuevo” en la arena y por esta razón llamé a Miguel Bruggeman (dueño de la Posada Margarita) a quien conozco desde hace años porque es el pionero reparando velas y cometas en Venezuela, recibiendo y enviando material a diferentes estados del país. Fue él quien amablemente y con su acento “gringo” me dijo que tenía cupo para el último fin de semana del año.

Así que decidí viajar con mi mamá y aventurarnos a la isla. Con un poco de temor por ser temporada alta llegué el 30 de diciembre y me conseguí con muchas sorpresas gratas. Especialmente en la Posada Margarita pues además de tener todas las comodidades de aire acondicionado, tv con cable, cocina, nevera y wifi; me enamoré de su chinchorro en la terraza. Es un relax, total, el cual valoré mucho después de mis muchas sesiones de Kitesurfing en el agua.

Es una posada ubicada a una cuadra de la playa, lo cual me trajo muchos beneficios a la hora de movilizar mis equipos deportivos y además de que mi mamá se sintiera libre de andar y venir cuando quisiera, sin depender de su “bebé” extrema.

El Yaque es un pueblo bastante seguro y me gustó mucho la comodidad de estar tranquila en la noche y decidir si cocinar en la habitación o salir a comer con las diferentes opciones gastronómicas que te ofrecen a orilla de playa.

Conversando con Miguel Bruggeman me comentó que llegó a este paraíso terrenal en el año 1986 por una recomendación que le hicieron unos amigos en el primer evento que del Aruba Hi Winds.

Miguel es windsurfista y por eso comenzó a ir una vez al mes al Yaque (porque antes había vuelo directo a la isla) y en el año 1990 logró radicarse, definitivo, en El Yaque.

Inició este proyecto, con un terrenito, primero como su casa y posteriormente comenzó a hacer habitaciones, hasta llegar a 13 (de los cuales 4 son apartamentos). “Soy de Estados Unidos pero me enamoré de Venezuela.

Esta posada la construí cuando mi hijo @MiguelitoV05 era un niño muy pequeño, luego aquí nació @EmiliaBruggeman así que ya tenemos más de 20 años.

He tenido varios negocios en esta playa, primero hice una escuela de Windsurf con capacidad de 60 windsurfistas (fui uno de los primeros). Luego de la escuela salió un restaurante, después un bar que era Gaby´s Grill. Actualmente tengo la Posada Margarita y también el taller de reparación de velas y cometas

Miguel es un personaje muy divertido y responsable. Por eso el ambiente en Posada Margarita es familiar y deportivo. La relación de precio / valor es excelente.

Miguel Bruggeman navegando en El Yaque
MIguel Bruggeman navegando en 1990 en Coche. Aún era una isla virgen sin edificaciones

Para más información contáctalos a los números: 0058 416 295 24 53 y 0058 424 855 43 89

 

 

 

Comparte este articulo...Tweet about this on TwitterShare on FacebookGoogle+Email to someone

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies