¿Practicas Bodyboard? Sigue estas recomendaciones y conviértete en un experto

Espiritu Aloha | abr 02, 2018
Comparte este articulo...Tweet about this on TwitterShare on FacebookGoogle+Email to someone

A diferencia de la correa del leash para surfear, que debe usarse alrededor del tobillo y se arrastra detrás de la tabla de surf, la correa del bodyboard se mantiene delante del rider todo el tiempo.

El denominado ‘invento’ de la tabla de bodyboard, se conecta a tu brazo desde un extremo y a la tabla desde el otro. Es un elemento esencial desde el inicio hasta los niveles avanzados.

Inventos para el Bodyboard

Hay dos tipos de correas o inventos de bodyboard: los de muñeca y los de bíceps. Ambos modelos tienen ventajas y desventajas, por lo que generalmente solo se trata de una cuestión de preferencia personal.

Usar el invento puede ser complicado, especialmente si no se lo coloca correctamente. Uno de los errores más comunes que cometen los riders es unir el invento al cuerpo en una dirección incorrecta.

¿Dónde perforar la tabla de Boogie?

En teoría, es importante tener en cuenta que el invento debe instalarse en el lado derecho de la tabla si eres diestro, y en el lado izquierdo si eres zurdo.

Sin embargo, algunos bodyboarders optan por la instalación en el centro de boogie. Lo colocan a unos 15 cms de la nariz, para que eventualmente pueda adaptar la posición a las condiciones existentes.

Por ejemplo, en un salto a la izquierda, la mano derecha agarrará el borde por la parte media de la tabla, y tu mano izquierda estará más cerca de la nariz.

El invento centrado es de alguna manera la forma más equilibrada entre todas las variables y te permitirá experimentar diferentes enfoques a la hora de manejar la tabla en la ola.

Muchos especialistas en la modalidad drop-knee tienden a poner una correa más larga en el centro superior del bodyboard, cerca de la nariz, lo que permite una mayor maniobrabilidad en la cubierta.

La dirección de la cuerda

Idealmente, debes colocar el invento con la cuerda que salga del interior del brazo o de la muñeca – el lado del pulgar – para que la correa se asiente en la superficie de la tabla en lugar de en el agua, creando resistencia.

El objetivo es dejar la correa del bodyboard fuera del camino. Es por eso que hoy en día las correas en espiral son la única opción confiable.

Los mejores modelos se mantendrán bien enrollados, incluso después de haber sido sometidos a viajes extremos de olas y wipeouts. Se estiran y luego vuelven a su forma original y compacta en menos de un segundo.

Pero eso no significa que no tengas que ocuparte de esto. Después de cada sesión, asegúrate de abrocharlo con velcro para mantener su capacidad de resorte original.

Fuente: www.surferrule.com

Comparte este articulo...Tweet about this on TwitterShare on FacebookGoogle+Email to someone