Surf: cómo entrenar fuera del agua

Espiritu Aloha | ago 21, 2019
Comparte este articulo...Tweet about this on TwitterShare on FacebookGoogle+Email to someone

El surf es uno de los deportes más completos porque se ejercita todo el cuerpo, además de medicina mental para la desconexión. Pero no siempre disponemos de una playa apta donde practicarlo. Fuera del agua también se puede disfrutar, sin embargo, de la misma adrenalina y todos sus beneficios.

Quien ha probado el surf confiesa que engancha. Y de esto it girls patrias de España como Blanca Suárez o Clara Lago saben bastante. «Antes era complicado que una escuela de surf fuera rentable y, sin embargo, ahora llegas a una playa y puedes encontrarte con varias», cuenta la campeona asturiana Lucía Martiño. Las nuevas generaciones saben perfectamente qué es el surf y han probado ya alguna clase. La proyección actual es que el surfista es genial porque fomenta un estilo de vida basado en el respeto a la naturaleza, conoce a gente nueva en los surf camps y las marcas de moda que lo visten son también muy atractivas.

Pero este deporte con mucho rollo, sobre todo, es beneficioso para la salud. Es uno de los más completos que existen. Y también ayuda a desconectar de todo. Sin embargo, además de hacerse con el equipamiento técnico, siempre depende de las condiciones externas, especialmente de las olas… ¿O no?

SURF EN ASFALTO

A menudo sucede que de un año para otro se pierde mucho nivel. ¿Qué pasa cuando no tenemos costa? ¿O si los días que hemos reservado la climatología es adversa para la práctica? Asturias, Cantabria, País Vasco y Cádiz son algunos de los destinos donde mejor se puede practicar surf en España, en escuelas como Obsession Surf o Rompiente Norte pero «en Madrid también se puede surfear», sentencia Borja Hernández, de la escuela UP Surf Club, que junto a viajes organizados y quedadas practica la técnica con surfskate y la marca Carver Skateboards. «Si vives en la capital lo que más cuesta es desplazarse: la gasolina, hacer noche… Sin embargo, la mayoría estamos aquí. Nuestro objetivo es que todo el mundo pueda aprender». Tienen alumnos desde niños a chicas jóvenes o mayores de 50. Las clases se dividen en distintos tipos de entrenamientos: gimnasio, piscina y asfalto.

«Estamos reconocidos como Escuela Oficial Carver Skateboards en España. Este tipo de tablas de surf para el asfalto simulan perfectamente las sensaciones y los movimientos encima de una tabla de surf, por lo que se convierten en una herramienta indispensable para la mejora de tu técnica. Ya sea para calentar, corregir malos hábitos interiorizados, mejorar el posicionamiento o conseguir una mayor la fluidez», desliza Borja, que realiza masterclass mensuales con grupos reducidos por niveles por 15 euros incluyendo el material. «Duran una hora y media y son en fin de semana, para mayor facilidad», desprende el responsable, que anima a perder el miedo y atreverse.

FUERA DEL AGUA

El surf no es nada fácil y mucho menos llegar a la cresta de la ola: hay que echarle muchas horas, confiesa Lucía Martiño: «Realizo funcional con un entrenador personal que diseña para mí circuitos explosivos donde trabajo la fuerza, y también estabilidad en el bosu [semiesfera de látex con la que potenciar el equilibrio]». La surfista emplea tablas Surfset Fitness.

A continuación reproducimos una sesión de entrenamiento para principantes elaborada por las escuelas de surf citadas.

Máquina de remo: En cualquier gimnasio puedes acceder a una y practicar varias series, por ejemplo de 30 remadas a ritmo medio. Ayuda a lograr ese trabajo general que luego se realizará sobre la tabla en el mar.

Burpees: Sin ellos no hay paraíso, así que prepara tus series ya (si te cuestan, mejor de cinco en cinco). Esta sentadilla combinada con una flexión y un salto adicional, viajando del sueño al cielo para aterrizar con las rodillas semiflexionadas, es un gran ejercicio a nivel muscular, cardiopulmonar y metabólico.

Deltoides sobre un fitball: Apoya el vientre, coloca las piernas paralelas con los hombros y levanta los brazos tensando la espalda, como si estuvieras sobre una tabla de surf.

Sentadilla con salto: Imitarás de este modo el movimiento de levantarte de la tabla, cogiendo agilidad.

Planchas: Tensa el core y pon las manos a la altura de los hombros. Un minuto en ocho series con descansos de 20 segundos entre cada una de ellas.

Equilibrio sobre bosu: Puedes emplear otros elementos de inestabilidad, como el foam roller o el fitball.

¡Esperamos que estos nuevos métodos para entrenarte sirvan de ayuda para mejorar tu surf!

Fuente: Telva.com

Comparte este articulo...Tweet about this on TwitterShare on FacebookGoogle+Email to someone