Tabla de Hielo para surfear las aguas frías de Noruega

Share this post...Tweet about this on TwitterShare on FacebookGoogle+Email to someone

Inge Wegge, de 33 años, cineasta surfista y documentalista, tuvo esta idea original hace solo nueve meses, viendo a gente hacer “skateboard” en una rampa congelada. “Cuando empecé a hablar de esto, todos pensaron que era una broma, era demasiado loco”, dice. “Luego tuvimos que ponernos a trabajar para hacerlo realidad”

¿Excentricidad de un surfista ingenioso o proyecto poético, tan bello como gratuito? En cualquier caso, es una historia de agua que vuelve al agua, un ciclo de vida, como el polvo bíblico. Y más prosaicamente, un ejercicio de fabricación que requiere gestos meticulosos y mucho esfuerzo. Porque era necesario probar las tablas en pleno invierno. En el momento en que hace más frío afuera (-5°), especialmente con el viento, que en el agua (3°), constantemente calentada en esta área por la corriente del Golfo.

Al principio, la tabla es demasiado gruesa para surfear. Luego vienen algunos momentos de gracia, un “momento perfecto” en el que esperamos atrapar algunas olas. Finalmente, se derrite, volviéndose frágil, transparente. Es hermoso pero se acabó. “Tienes una tabla diferente cada dos minutos, es una cosa viva, no un material muerto que te transporta, es una locura”, dice Inge, que hizo probar sus tablas a cuatro surfistas. |

Pero, eh, ¡FUNCIONA! En esta galería te traemos esta fascinante historia. ¿A quién se le ocurriría? Tal vez tendremos tablas funcionales de hielo en poco tiempo…

 

Fuente: AFP 

Share this post...Tweet about this on TwitterShare on FacebookGoogle+Email to someone