Lesiones y Operaciones de Rodilla en el Crossfit

Andreína Peñaloza | jul 22, 2018
Comparte este articulo...Tweet about this on TwitterShare on FacebookGoogle+Email to someone

El Crossfit es un entrenamiento fuerte pero a la vez, a la medida, pues dependerá de cada atleta llevarlo a su propio límite. En mi caso, aunque tengo tres operaciones de rodilla por: Ligamento Cruzado Anterior, Meniscos y Retiro de Tornillos; me he sentido muy bien entrenando en el Reebok Crossfit BCN  La razón en gran medida es porque conozco mis límites y con ayuda de los coachs, cuando siento que no debo hacer un ejercicio, hacemos una variación y la verdad es que no me da vergüenza hacer los más sencillos y el resultado es que cada vez soy más fuerte y nunca me ha dolido la rodilla.

Sin embargo, aún hay un tabú con el Crossfit y las lesiones de rodilla. Hice una encuentra a través de mi instagram y determiné que el 58% de mi audiencia piensa que es contraproducente hacer Crossfit si alguna vez has tenido una lesión y operación de rodilla.

Por esta razón, me animé a escribir el artículo y además entrevistar personas especialistas en la materia. Conversé con Ricardo Sasso, fisio deportivo venezolano, residente en Barcelona y me dijo: “Estoy acostumbrado a ver muchas operaciones de rodilla, a nivel de: Ligamento Cruzado Anterior, Meniscos y Ligamento Interno porque he trabajado toda la vida con futbolistas. Estas lesiones se ven en atletas que juegan de forma regular pero también otro porcentaje alto son los deportistas de fines de semana que se esfuerzan mucho un solo día a la semana y terminan lesionándose por falta de preparación muscular. Cualquiera que sea el caso de la operación es que tras la rehabilitación vuelvas otra vez a tu vida normal, entrenando y practicando la disciplina deportiva que más te guste. Cuando uno escucha (no puedo hacer este deporte porque estoy operado o tuve una lesión) es porque probablemente la rehabilitación post operatoria debio haber sido más intensa y falta fuerza muscular. La persona se siente más débil y vulnerable pero sin duda puede tener un reacondicionamiento y volver a sus deportes igualmente. Incluso he hablado con traumatólogos que afirman que tras la operación la (nueva rodilla) queda incluso más estable que la rodilla que no ha sido intervenida quirúrgicamente. Todo es cuestión de ver:

  • – Qué rehabilitación hiciste
  • – Cuál es tu rutina del día a día
  • – Paraste por mucho tiempo y perdiste masa muscular
  • – Cuál es tu actual acondicionamiento muscular
  • – A veces las lesiones tienen hasta un 70% de factores psicológicos

Dicho todo esto una lesión u operación de rodilla no te limita a la hora de escoger qué entrenamiento quieres hacer. Si lo tuyo es el Crossfit considero que todo se puede hacer de forma progresiva. Incluso competencia de alto nivel se puede tener tras una lesión de rodilla.

Como ejemplo de esto pudimos ver todos en las Olimpiadas del 2018 en Rusia cuando un atleta se rompió la rodilla haciendo gimnasia en el potro. Sus declaraciones fueron que cuando se recupere y se opere lo verán nuevamente en las olimpiadas

Así lo veo yo… es importante siempre tener una buena masa muscular, un trabajo propioceptivo, una buena rehabilitación para volver a cualquier disciplina deportiva, incluyendo el Crossfit.

A veces tenemos miedo y muchas personas escuchan malas cosas del Crossfit porque lo que más se ve son trabajos de fuerza y saltos muy altos pero esas fotos que se ven son la finalización de muchas etapas de entreno que cada atleta se ha propuesto.” afirmó Ricardo Sasso.

Además hablé con el Médico Fisiatra Eduardo Serizawa con quien me veía en Caracas, Venezuela y me ayudó mucho porque me hizo ver que mi isquiotibial estaba desactivado mentalmente pero muscularmente estaba perfecto. Esto lo logramos ver a través de pruebas físicas y una máquina que está en su consultorio que identifica si el músculo está roto o sano. La conclusión es que el mío físicamente estaba perfecto pero mi cerebro no lo procesaba correctamente. Esta situación a veces pasa tras una cirugía como la de LCA. La solución fue hacer mucha más rehabilitación y continuar con mis deportes al aire libre, siendo más consciente de que mi isquio estaba bien y solo tenía que mandar la señal de activación. Hablé recientemente con el doc, sobre mi nuevo entrenamiento y me dijo “El Crossfit tiene mala fama porque muchos pacientes vienen con lesiones, tras hacer este entrenamiento. Mi opinión personal es que es una disciplina técnica y competitiva que implica un riesgo (a nivel profesional) relativamente alto debido a que hemos visto pacientes muy afanados por ganar competencias y levantar cada vez más peso. Hacer esto, sin el adecuado condicionamiento físico es muy arriesgado. Aquí la técnica juega un papel fundamental, a pesar de que es algo que No practico. Considero que bajo los estándares regulares y supervisión adecuada es una excelente alternativa de entrenamiento de fortalecimiento.”

Contacté a @PolaNav quien sé que actualmente está esperando ser operada de LCA en Barcelona y me identifiqué con ella y otras personas que me hablaron al Instagram sobre este tema. Mi humilde opinión es que cuando nos lesionamos, debemos escuchar a nuestro cuerpo más que nunca. La conexión: mente, cuerpo y alma; cada vez está mas demostrada. Cuando una parte falla las otras también. Así que quizá es una oportunidad para adentrarnos más a nosotros mismos y buscar el porqué de la situación. Solicitar apoyo con un psicólogo deportivo o terapeuta, considero que es una gran opción porque es una ayuda y guía extra que siempre viene bien para el ser humano y toda su complejidad.

Actualmente me siento muy bien a pesar de que he pasado por momentos dolorosos y de mucho reposo (cosa que paradójicamente me puede llegar a volver loca porque soy hiperactiva) Particularmente creo que el poder de evolucionar está en nosotros mismos y basándome en esto llevo una rutina deportiva con bastante disciplina. Además de hacer Crossfit, practico Yoga, Kitesurf, estiramientos en casa y fisio preventiva cuando me siento muy cargada. Creo que es sólo un ejemplo de una fórmula y cada quien debe encontrar la suya. Sólo me gusta recordar que es posible.

Día 1 #RetoNavegoLaIsla ____ Comenzamos hoy de una forma espectacular, con viento y buena vibra. Salimos desde “Playa El Yaque” y gracias al traslado enviado por la @alcaldiamaneiro nos fuimos directo a “Playa Manzanillo”. Una vez que llegamos aquí, ubicamos a pescadores quienes iban saliendo a pescar y aprovechamos de irnos con ellos hasta nuestro primer spot “Punta Cabo Negro”. _____ Nos montamos en el peñero junto a @SophieCarache y siguiéndonos en el dingui de apoyo iban “Alexis Carache” (quien además de ser el padre de Sophie) es un windsurfista profesional que ha recorrido #Venezuela y otras playas del mundo enalteciendo nuestra bandera. Él junto a @jpemery87 del crew @hcaliforniave nos acompañaron hasta lo que creíamos era “Punta Cabo Negro”. . Al bajarnos en esta playa paradisíaca con una hermosa duna, de arena, los pescadores nos dijeron. “Esperamos que les guste Care-Care”. En ese momento entendimos que no estábamos en Punta Cano Negro y los pescadores nos dijeron que mejor era aquí porque era más seguro y más bonito. Así que con un poco de confusión decidimos bajarnos todos y comenzar la aventura. _______ Alexis, nos dijo “vamos a aprovechar esta racha de viento, así que armen y salimos de una vez”. Así hicimos ambas. . La Playa “Care – Care” cuenta con suficiente espacio de arena como para que quepan máximo 6 cometas, armados en reposo, con las líneas bien colocadas. Es un spot que está ubicado entre dos montañas, con bastante separación una de la otra y el viento se siente desde la arena. _______ Sophie, armó su 12 y alzó el kite con una dirección de viento side-on. Dado que fue complicado salir entre estas montañas por el efecto “venturi” que significa que el viento fluye a través de un embudo construido por masas de tierra, que se acelera desde la parte alta de la montaña o la inferior de la arena. Decidimos que yo despegaría en el medio del mar porque la dirección cambia a side-off y además no hay montañas para estrellarse, en caso de algún accidente 🤣. ______ Navegué en mar abierto con un viento cada vez más limpio (mientras más me alejaba de las montañas) fue ALUCINANTE la experiencia. . Lee más detalles en el link de mi bio 🔝

A post shared by Andreina Peñaloza 🌺 (@andreina_p) on

Para finalizar mi artículo conversé también con Marc Solá quien es Fisioterapeuta y además coach del Reebok Crossfit BCN y esta fue su opinión “De lesiones de rodilla hay muchas y muy diferentes entre ellas, básicamente se pueden clasificar entre ligamentosas y osteo-condrales pero en ambas antes de una práctica deportiva completa tiene que haber una recuperación anatómica de la lesión ya sea quirúrgicamente o con un tratamiento más conservador.

Una vez la lesión ha desaparecido podemos empezar con la rehabilitación, esto significa empezar a mover la rodilla de manera pasiva para mantener o recuperar el ROM que se haya podido perder y un trabajo más analítico de activación muscular para volver a recuperar la musculatura que se haya podido perder por la inmovilización.

Cuando ha desaparecido del todo la lesión y tenemos la alta médica recuperada el ROM y algo la musculatura de alrededor podemos dar paso a la fase de readaptación al esfuerzo, en la que iremos introduciendo movimientos cada vez más complejos, funcionales y de propiocepción (estabilidad-equilibrio).

En esta fase empezar a hacer CrossFit todavía no sería lo más recomendable ya que la pierna en general no estará lista para trabajar a máxima intensidad ya sea por velocidad de acción o por carga pero poco a poco podemos ir introduciendo los ejercicios usados en CrossFit. Al ser funcionales en su gran mayoría nos pueden ayudar a avanzar rápidamente en esta fase aún sin practicarlos a alta intensidad.

A medida que la rodilla está respondiendo bien al esfuerzo y mejora su nivel de fuerza podemos ir introduciendo un trabajo interválico de intensidad poco a poco y siempre respetando ciertos descansos para dejar que la musculatura se recupere y no demos un paso atrás por falta de reacción muscular.

Así finalmente esta rodilla sea cual sea la lesión que hubiera padecido podría practicar de nuevo CrossFit o empezar a realizarlo en caso de ser una nueva actividad. Siempre y cuando estamos hablando de una rodilla que se recuperó anatómicamente bien de la lesión previa.

En caso de que hubiera alguna limitación habría que adaptar los ejercicios de CrossFit a esa limitación de la misma manera que se pueden adaptar para otros casos pero entonces ya estaríamos hablando de casos particulares.

En general CrossFit puede ir bien para cualquier lesión de rodilla porque las adaptaciones que hagan falta hacer a nivel articular se pueden controlar en cualquier ejercicio de CrossFit, podemos limitar los impactos directos o repetidos cambiando ejercicios si es necesario. Podemos mejorar la fuerza, la coordinación, la velocidad, el equilibrio entre otras y por lo tanto nos irá bien para cualquier final de recuperación de una lesión de rodilla.

Así que (y repito que hablando de manera general) luego sería importante hablar de cada caso en particular, la práctica del CrossFit puede ser buena no solo para mejorar la condición física de manera general si no también para reforzar la pierna que tuvo esa lesión y poder así mejorar nuestro trabajo o deporte”, afirmó Marc.

Mis conclusiones como amante de los deportes y la superación personal es que cada ser humano es un mundo y por ende cada lesión también lo es… Sin embargo, es importante querer sentirnos mejor siempre y para ello si podemos llevar acabo objetivos deportivos claros, para avanzar mejor psicológica y físicamente. Pedir ayuda y apoyo es básico cuando pasamos por bajones de nuestra vida. Tener metas a: corto, mediano y largo plazo también es clave para mantenernos motivados frente las adversidades de la vida.

Aloha!